cocinar con miel

Costillas de cordero a la miel

Para cuatro personas necesitaremos una docena de costillas, cuatro patatas medianas, una naranja, dos dientes de ajo, miel, romero, vino blanco seco, aceite, sal y pimienta.

En el vaso de la batidora eléctrica ponemos el zumo de una naranja, dos dientes de ajos pelados, las hojas de una rama de romero, tres cucharadas soperas de miel, una taza de aceite, sal y pimienta. Lo trituramos bien.

Hervimos las patatas con piel durante unos veinte minutos en abundante agua salada.

Cortamos las costillas en bloques de tres, si no es que ya hemos dicho que nos lo hagan así en la carnicería. Las lavamos y secamos con papel de cocina, seguidamente las salpimentamos y con un pincel las untamos con el preparado anterior.

Lo horneamos a 190º durante diez minutos. Volvemos a pintar la carne y la giramos y continuar la cocción durante diez minutos más, ahora con el horno de abajo y de arriba a la vez. Volvemos a pintar la carne, la volvemos a girar e incorporamos en la fuente las patatas cortadas por la mitad. Continuamos la cocción, ahora sólo con el horno de abajo, durante otros diez minutos.

Con este proceso conseguiremos que la carne quede crujiente de fuera y rosada por dentro. Si la quisiéramos más cocida, continuaríamos la cocción durante unos minutos más.

Apartamos la carne y las patatas y juntamos los jugos de cocción añadiendo una copa de vino blanco. Dejamos reducir la salsa.

Servimos las costillas con las patatas y lo regamos con la salsa de la cocción.

Utilitzem cookies pròpies i d'analítica per millorar la teva experiència d'usuari. Si continues navegant, considerem que acceptes el seu ús. Més informació.

La configuració de les galetes d'aquesta web està definida com a "permet galetes" per poder oferir-te una millor experiència de navegació. Si continues utilitzant aquest lloc web sense canviar la configuració de galetes o bé cliques a "Acceptar" entendrem que hi estàs d'acord.

Tanca